Titulares: Nico; Sua, Dani (75′ Pol), Sánchez, Salva: Chechu (59′ Noé), Míchel, Núñez, Víctor, Yasin (45′ Ventura); Verde (63′ Marcos).
Suplentes: Edu, Noé, Pol, Ventura y Marcos.

Se planteaba un partido duro para los chicos del Profe Barrera. Rival complicado más campo “maldito” más día de lluvia igual a problemas. Sin embargo, el equipo empieza con buen ritmo y con ganas de tener el balón. Pero a penas pasado los 10 minutos, un tiro desde la frontal que Nico no acierta a parar supone el 1-0. Otra vez más tocaba remar a contracorriente. El equipo levanta cabeza, saca pecho y sigue con su idea de generar fútbol. Sin embargo, a los 22 minutos, una buena triangulación del rival y el poco acierto a la hora de despejar hace que su delantero se plante delante de Nico y ponga el 2-0 en el marcador. El equipo sigue queriendo jugar y tener el balón, pero hoy este no estaba del lado azulón, malos controles, pases desacertados, finalizaciones poco efectivas… Además, a un minuto del final de la primera parte su lateral izquierdo se saca un latigazo desde 25 metros para poner un abultado 3-0 en el luminoso.

Día gris en todo los aspectos.

Después del descanso, con ideas refrescadas y con ganas de recortar distancias el equipo sale enchufado. Sin embargo los que la enchufan son de nuevo los de Boadilla, 4-0. Pasan los minutos y Noé consigue recortar distancias con un gran derechazo que se cuela por la escuadra. 4-1. El equipo tira de casta y coraje y Míchel tras un gran centro de Víctor desde banda izquierda consigue poner el 4-2. Tras 15 minutos de asedio, las esperanzas de remontada se desvanecen cuando  en una mala salida de balón el Nuevo Boadilla se aprovecha y consigue establecer el 5-2 final.